3.26.2017

¿Que color de Leuchtturm va con tu personalidad?

Si tu Bullet Journal es como el mío, es decir, un cuaderno muy personal e íntimo (aunque escriba sobre ello y lo enseñe en mis redes sociales siempre tengo esa reticencia cuando algún conocido ve mi BuJo y pregunta sobre ello) te encantará el post de hoy, sobre todo si se te está acabando tu cuaderno y tienes que comprarte otro para tu Bullet Journal, si no, quédate, porque descubrirás cómo elegir el color perfecto para ti basándote en tu personalidad. ¿Crees que sabes cuál te va más?



Como buena estudiante de Bellas Artes, estudiamos en profundidad el color y sus significados, para poder trasmitir mejor nuestro mensaje a través de la pintura u otro tipo de trabajos como hacer logotipos o elegir colores para marcas, y así, podemos señalar qué personalidad representa cada color.




El rojo tiene una personalidad fuerte y pasional, destaca dentro de los colores cálidos, si fuera una persona sería alguien que siempre destaca, ya sea por su belleza exterior o interior. Alguien impulsiva y con mucha fortaleza, segura de sí misma y carácter abierto. Si te gusta disfrutar de la vida al máximo, seducir y ser la primera en todo, este es tu color.



¿Eres cálida y cariñosa? El naranja siempre es un color que desprende familiaridad y confort. Extrovertidas y alegres, siempre rodeadas de gente y comprensibles con las que lo necesitan. También se asocia con el deporte no competitivo, con la salud y el bienestar.




El azul iría con una personalidad calmada y de confianza, no necesita ser sociable para ser feliz, se une con la meditación y paz interior. Aunque, como ya he dicho antes sean personas muy equilibradas y calmadas, también tienen una gran fuerza interior y de pensamiento fijo, en muchas ocasiones son autoridades, se hacen escuchar con claridad y captan la atención de sus oyentes.




Si buscas la armonía y profundidad en tus relaciones, tu color es el verde. Un poco introvertida pero muy unida a los sentimientos, favoreces la reflexión y el consenso. Defiendes a las personas pero sobre todo tus valores y principios con una determinación callada pero persistente. Creo que no tengo que decir que es un color muy unido a la naturaleza.





El Amarillo es un color para todo tipo de personas con altas dosis de creatividad. No solo en áreas artísticas, también en otros ámbitos como la innovación o los negocios. Alegres y entusiastas, les gusta participar y aunque parezca polarizante, actúan según la lógica, son racionales y toman decisiones prácticas. Inspiradores y sociables, les gusta la acción y el entretenimiento.




Sobriedad y sencillez serían los adjetivos con los que describiría el marrón. No es un color que a muchas personas les atraiga pero es muy interesante porque a pesar de parecer aburrido, es cálido y amoroso, humilde y firme, como la tierra; siempre dispuesto a ser un apoyo para sus seres queridos.




El color para las personas ordenadas y con fuerza espiritual es el morado o el rosa. Estos colores, antes de la Edad Media se los ponían a los niños, porque era el predecesor al color rojo. La personalidad se podría definir como reformadora; no busca la confrontación pero sí cambiar lo establecido. Más unido al pensamiento racional, analítico y crítico que a lo sentimental.


¿Te has sentido identificada con algún color?¿A qué personalidad te pareces más? ¡Escríbelo en los comentarios!

3.12.2017

Cien días de productividad

Sacar el máximo partido a nuestro tiempo es algo que la mayoría perseguimos, sobre todo cuando llegas al final del día y te das cuenta de que has hecho o terminado en el día, es decir, nada. Yo estoy resuelta a combatirlo y espero que tú también porque hoy te propongo un reto: 100 días de productividad. ¿Te atreves?



Antes que nada empecemos por lo básico para que no se me pierda nadie. Productividad no significa pasarse veinte horas al día trabajando o estudiando, eso no es ser productivo, lo contrario, a lo que me refiero yo es a terminar tus tareas de forma efectiva: con el mínimo esfuerzo (y tiempo) crear el máximo de resultado.

En más de una ocasión me han dicho que no soy productiva y que no estoy aprovechando el tiempo porque me paro a ir a tomar un café en mitad de una práctica o a hablar con una amiga un momento. De hecho, estas pausas, hacen que me enfoque y termine de hacer las tareas mucho antes que una persona que ha estado dando palos de ciego y trabajando sin sentido ni objetivos toda la mañana.

Pero estos días que te acabo de comentar eran muy raros cuando no tenía mi Bullet Journal, y aun así, después de probar mil métodos como Pomodoro o GTD, seguía siendo más como la persona que da palos de ciego y termina no haciendo nada, como la mayoría. 



Resulta, que me he dado cuenta del elemento clave: la productividad es un hábito. Hay que practicar y perseverar hasta que forme parte de tu rutina. Porque ningún método, por fantástico que sea, te va a funcionar a largo plazo si no haces el esfuerzo y pones la intención en hacerlo posible.

Por eso quiero lanzarte este reto que me he lanzado a mí misma: cumplir 100 dias de productividad. Sí, estás leyendo bien, cien días de nada. ¿Se dice pronto e? No me propongo tener cien días seguidos de productividad, eso no sería realista, en cambio, con esta colección conseguiremos crearnos este hábito.




Para poder tachar cada uno de estos números, no va a valer solo tu opinión sobre si el día ha sido productivo o no, sino como siempre hago en todos mis posts, te voy a dar acciones concretas y listas para implementar. Si un día has cumplido con todas las claves que te voy a dar ahora, entonces sí, has completado un día sin malgastar tiempo y siendo más efectiva.

El objetivo de todo esto es poder tener la libertad de escoger en qué vas a invertir tus horas y ver resultados más claramente. Cuando ya tienes unos objetivos a largo plazo, por ejemplo, los que os enseñé a hacer en año nuevo, lo único que te falta es la acción, poner en marcha lo planeado vaya. 

Si ya tienes hecho el paso de coger papel y boli y apuntar tus objetivos, lo que quieres conseguir, ya tienes medio camino hecho porque la productividad empieza por tener claro que tienes que hacer y una lista de puntos concretos en los que concentrarte.

La concentración es un punto importantísimo, la primera de las claves para poder terminar lo que estás haciendo en el mínimo tiempo posible; cuando te enfocas en tu tarea hasta terminarla gastas mucha menos energía que cuando estás distraída o descentrada. Normalmente una persona tarda entre 15 y 20 minutos en estar totalmente concentrada, imagínate que cada dos por tres respondes un watsapp, ves un video de gatitos y te levantas a saquear la cocina; volver a concentrarte en lo que estabas haciendo te llevará otros veinte minutos y más energía mental.  




Antes de tachar un día de nuestro reto, tendremos que cumplir los siguientes cuatro puntos.


Lista de tareas


Ten claro las cosas que vas a hacer durante el día y apuntalas en tu Bullet Journal, imagínate cómo será tu día y las tareas que cumplirás. Acuérdate de ser realista y no escribir veinte tareas que estás segura que no vas a cumplir. Calcula en tiempo que tardarás en completarlas, de esta manera, podrás visualizar los pasos que darás para no quedarte en blanco ni perder el tiempo pensando en lo que tienes que hacer y dando vueltas de un lado para otro en vez de optimizar. Por ejemplo si no has planeado el día, vas al trabajo, luego a la compra, vuelves a casa otra vez, y después pasas a ver a tu tía. Si tu tía vive justo al lado de tu trabajo, habiéndolo planeado bien podrías salir del trabajo, ver a tu tía y hacer la compra sin dar mil vueltas por toda la ciudad.


Prioriza


Establece el objetivo del día. La primera tarea que vas a tener que hacer va a ser la más “hueso”, la que menos te gusta o la que requiere más concentración y esto tiene una razón. Es por la mañana cuando más energía tienes, cuando te tomas el café y te pones en modo on. No vas hacer la tarea que requiere más de ti casi cuando ya has terminado con todo lo demás, porque a parte de la pereza que te va a entrar, estás mucho más cansada y te aseguro que te va a salir mucho peor. Por ejemplo si tienes una reunión, cuando la pondrías ¿por la mañana, en cuanto te pones en marcha o por la tarde, cuando lo único que quieres es irte a casa?


Evita interrupciones


Evitar la tentación de oír sonar tu móvil o contestar a un e-mail puede ser algo casi imposible pero eso es exactamente lo que te hace perder el foco y el tiempo. Pon el móvil en silencio o en modo avión y asigna una hora concreta en la que mirar al móvil.

Yo no miro mi correo hasta el mediodía porque con solo mirar todos los e-mails que tengo que contestar me agobio un montón. Establece por ejemplo media hora por la mañana, una hora al mediodía y otro ratito por la tarde de mirar al móvil, no más de cuatro veces al día. Como te he dicho antes, y lo recalco, en horas concretas.


Descansa


Haz parones para no quemarte. No tienen que durar toda la vida, porque si no acabaras haciendo  justo lo que quieres evitar, en cambio si lo que necesitas es estar concentrada y mantener la intensidad, la mente debe descansar; una mente descansada procesa mejor las ideas y funciona mucho más rápido. Para no saturarte, puedes hacer descansos de vez en cuando, estirar las piernas... lo que a mí más me funciona es meditar. Despejo mi mente, pongo una alarma para que suene en 5 minutos y después me siento mucho más enfocada. 

Si nunca has meditado o eres demasiado nerviosa, cuenta tus respiraciones, te ayudará a no pensar en otras cosas que no sean el presente para poder darte un descanso y apartar las tareas a un lado por unos minutos.


Seguramente habrá muchísimas más técnicas para focalizar y mejorar nuestras vidas siendo más productivas, para empezar, con estos cuatro puntos nos basta.

¿Y tú, que haces en tu día para ser más productiva?



3.05.2017

Inspiración: cinco vistas semanales


Hoy quería traeros cinco vistas semanales diferentes. Las vistas semanales, aunque no entran dentro del formato de Bullet Journal original, a mí se me hacen más útiles porque puedo organizarme los eventos y la tareas en un mismo lugar. Al principio dibujaba la vista semanal como las clásicas agendas que había usado toda la vida, no por utilidad sino por costumbre.

 Después de casi dos años me he dado cuenta de que con mi forma de pensar y anotar prefiero las vistas semanales en vertical pero nunca lo hubiera descubierto sin antes experimentar y probar nuevas fórmulas.

¡Así que allá van los cinco diseños que he dibujado!

La primera vista va a ser para todas las personas guapas a las que les gusta dibujar. Como es una vista semanal y no diaria, te puedes permitir tener poco espacio para las anotaciones y mucho para escribir frases que te inspiren o dibujar mandalas o zentangles, que ya explicaré que son en otra ocasión para quien no lo sepa.
 
No he escrito si es lunes o martes, sólo los números, lo que le da un toque minimalista y simple que cualquiera puede animarse a colorear. Todas las vistas que voy a enseñar son puramente teóricas y sin ninguna decoración (o casi) son solo la estructura para que puedas hacerla tuya y personalizarla como quieras.

Esta es la vista con más decoración que he hecho, los días de la semana y los números son bastante típicos pero colocados de manera que dejen márgenes a los dos lados de las páginas puedes servir por ejemplo para crear trackers semanales para tenerlos más a la vista y a mano que los mensuales.

Se me fué una línea cuando ya casi tenía la vista terminada... ¡Que no os pase! Lo hice directamente a boli y lo dejé así pero la mayoría lo prueba primero en lápiz... supongo que es cuestión de gustos y de manías. Como decía el principio, esta es la manera que más me gusta de poder apuntar las tareas, de arriba a abajo, porque va más con la forma de pensar de "lista".

Est vista semanal sólo ocupa una página y es muy simple, solo sirve para citas y apuntes rápidos, nada de tareas, que irían en la vista diaria. Me parece útil si quieres tener una agenda que quieras hacer rápido y ver rápido creo que ésta es la tuya.

Y por último esta cucada de vista que me encanta (personalizando el estilo de las fechas y añadiéndole un poco de color) lo que me parece que queda genial el seguimiento de hábitos que he creado, con la clave al principio y luego, de arriba abajo, los días de la semana para poder ir marcándolos claramente.

¿Te han gustado? ¿Tú que tipo de vista semanal usas? Si te ha gustado y no estás suscrita, ya estás tardando, porque mando a tu e-mail cosas que no aparecen en los posts y te lo estás perdiendo todo.

¡No te olvides de comentar! Me encantaría leer tu opinión.

2.26.2017

Organiza tu mes en 15 minutos

La mayoría de la gente a la que le pregunto sobre cómo va con su Bullet Journal me dice que a veces se le hace difícil organizarse con tantas vistas y páginas diferentes que tiene que hacer para que le quepa todo y que a veces se le pasan cosas que tenía apuntadas. 

Hoy os voy a enseñar la manera correcta de apuntar todas las cosas que tenéis que hacer de forma efectiva y siguiendo unas pautas que os hará más sencillo encontrar y hacer todas vuestras tareas.



Lo primero que vamos a hacer es analizar tres vistas diferentes y cómo usarlas: la vista mensual, semanal y diaria.

La vista mensual la hago a una semana de que se acabe el mes, miro mi calendex o registro futuro y paso todas las citas allí para que no se pierda ni una y voy apuntado las demás que van surgiendo.

También apunto los días límite para entregar algún trabajo, de esta manera sé cuanto tiempo me queda para hacerlo y veo todo con un golpe de vista, así me hago a la idea de si tengo muchas cosas este mes o si voy más relajada. 




Mi vista que siempre titulo “mission board” es como un panel de motivación; me propongo objetivos, escribo frases y decido en qué quiero concentrar mis esfuerzos este mes. Lo recomiendo muchísimo, desde que lo tengo me siento más enfocada y motivada en mis propósitos.

Cada domingo dibujo una vista semanal y me marco las metas que quiero cumplir. Estas metas son bastante extensas como por ejemplo tener el contrato del piso hecho o preparar mi portfolio. Esas van a ser las tareas grandes o más hueso de la semana, esas que cuando las haces te quitas una preocupación y un peso de encima.



Estas grandes tareas las divido en pasos pequeños, tareas concretas que tengo que hacer para completarlas, como mandar un e-mail a la agencia o hacer fotos a todos mis cuadros. Son pasitos pequeños a los que les voy a asignar un día de la semana

Normalmente intento combinar dos tipos de tareas diferentes en un día: las concretas, como es mandar un e-mail y las creativas, buscar inspiración para un cuadro por ejemplo. La última es muy abstracta y dispersa, así que si sólo hago ese tipo de trabajos en un día, tengo la sensación de que no he hecho nada de nada.



En la vista diaria no pongo muchas más tareas de las que he organizado en la vista semanal, sólo apunto diferentes ideas y compromisos que me van surgiendo a lo largo del día que cuando llega el domingo organizo y apunto el la próxima vista semanal. También se quedan ahí las notas y los pequeños logros del día. Si lo apuntas todo en la vista diaria y luego no pasas las citas o tareas a su lugar correspondiente lo mas normal es que te pierdas en un mar de tareas.


Ahora te toca a ti, ¿Cómo te organizas tú el mes? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

2.19.2017

Afirmaciones para ser feliz

¿Qué es la felicidad para ti? Todos queremos ser felices, o al menos lo intentamos, pero el termino varía depende de la persona. Lo que es felicidad para tí puede no serlo para mí. 

Así que hoy, vamos a tomarnos un minuto para descubrir qué es lo que trae alegría a nuestra vida ¿la familia?¿estar con los amigos? O tal vez estar relajada, tomando un té, teniendo un momento de calma. 

Sea lo que sea signifique la felicidad para ti, una vez que identificas la respuesta, puedes elegir sentir más de ella.





Coge boli y cuaderno y ponte a escribir. Escribe las cosas que te dan energía y sentido a tu vida, lo que hace que estés alegre, cualquier momento de tu memoria que te haga sonreír. No pasa nada si al principio no te salen las palabras o no se te ocurre nada, ten en cuenta que lo que vayas a escribir en esa hoja es sólo para tí, no va a verlo nadie más.

Empieza con las cosas sencillas que te gustan, olores, personas, sitios... a mí me gusta mucho el olor a vainilla y me encanta entrar en las tiendas de Zara Home. Así poco a poco, vas cogiendo carrerilla, desde detalles superficiales hasta los sentimientos más profundos.



Tómate todo el tiempo del mundo, ya sean minutos u horas, este punto lo tienes que tener muy claro, no importa que la lista sea muy larga ¡cuantas más cosas mejor! lo que pongas será tu inspiración y punto de partida.

Tu actitud afecta directamente a tu felicidad. Cuando cambias tu actitud cambia la manera en la que ves la vida. Ser optimista no es algo que se nace, se hace y hay que trabajarlo día tras día. 

Centrándote en lo positivo te sientes naturalmente más contenta y con esta positividad eres capaz de cambiar el desenlace de situaciones que de otro modo, habrían ido a peor, sólo con tu actitud. Esta frase ya la puse aquí pero me encanta y es perfecta para la ocasión. Como dijo Jack Sparrow, “el problema no es el problema, sino tu actitud frente a el problema”.



Vivir en el momento y ser capaz de ver todo desde otra perspectiva es más fácil decirlo que hacerlo, pero es más sencillo pararse a analizar cuando eliges la felicidad. Cuando puedes darle la vuelta a las situaciones y reconocer que no hace falta preocuparse por algo que no va a importar nada dentro de un día o una semana, eres capaz de superar esos pensamientos negativos y ver a través del túnel.

Cuando decides concentrarte en el presente y disfrutar del momento estás reduciendo una ansiedad innecesaria preocupándote por el pasado o el futuro. Tus amistades y relaciones, salud, carrera y todos los aspectos de tu vida se beneficiarán de tu energía positiva, todo esto también hará, por supuesto, que vivas una vida más feliz.


@Bohoberry / Mía






Escribir afirmaciones positivas es un ejercicio genial para enseñarte el poder de tus pensamientos, en cualquier sitio que sientas que lo necesitas, puedes recitar estas afirmaciones para creer en ellas y en ti misma. Hacerlo a la mañana y dejar que esa afirmación influencie tu día teniéndola presente y guiarte por ella mientras desempeñas tus tareas hará que te motives y sigas adelante esparciendo esta actitud en todo lo que haces y a todas las personas a tu alrededor.

Ahora que ya sabes los beneficios que pueden traer a tu vida, vamos a ver el modo correcto de hacerlas. Escríbelas en presente y en primera persona, Imagínate que eres completamente feliz y ya has alcanzado todas estas metas o estados mentales de aceptación y felicidad. De esta manera te estás enseñando a creer en ellas haciéndolas reales y alcanzables.

Si todavía no te aclaras muy bien, te dejo unos ejemplos que yo uso para que te hagas una idea:

  • Quiero, apruebo y creo en mi misma
  • La vida es una aventura y todos los días estoy emocionada por dejar que la felicidad entre en mi vida
  • Mi cuerpo está en forma y sano y lo nutro diariamente

¿Conocías estas página?¿Las has usado alguna vez? Cuéntamelo en los comentarios y no olvides suscribirte dejándome tu e-mail para no perderte ningún post ;)

2.12.2017

4 trucos para motivarte con tu Bullet Journal


Hay incontables artículos y tutoriales sobre cómo hacer un Bullet Journal, yo misma escribí un post sobre ello, pero nunca te explican lo más difícil: cómo continuarlo

Y es que crear tu Bullet Journal no soluciona tus problemas de organización sino tu motivación.

Es esa motivación la que hace que sigamos decorando, escribiendo e invirtiendo horas en nuestro Bujo, creando una vida con intención y metas claras, visualizando lo que vas a hacer y sabiendo el por qué. Vivir la vida al día, apagando fuegos uno tras otro es lo que quema.
Es lo me quemaba a mí.




Para coger a gusto tu Bullet Journal, medita por un minuto antes de empezar a planear, antes de mirar cómo lo hacen los demás y encuentra un motivo por el que quieres hacerlo. ¿Quiero ser más productiva? ¿Más feliz? O quizá estés buscando ser más creativa y agradecida con las pequeñas cosas. Yo me planteo mi Bullet Journal para conseguir mis metas.
¿Cual es tu propósito?

Encontrarlo te ayudará a sacar la motivación para no dejarlo a un lado y olvidarte de tu BuJo, porque sabes para qué lo estás usando y estás viendo una mejora, un cambio en tu vida. No tiene por qué ser un motivo trascendental, puede que solo quieras organizarte o tomártelo como un hobby, en todo caso, este objetivo es fundamental y tenerlo presente ayuda a no dejarlo.



Piensa en hacer pequeños rituales o tiempos concretos para dedicarte a tu Bullet Journal, tener una rutina que te encante. Crear un ambiente de relajación, encender una vela y disfrutar el momento en el que te pones a planear engancha, tener un sitio cómodo y bonito, que te guste y quieras pasar tiempo en él también ayuda un montón.

Ponerte a escribir tu Bullet en un escritorio desordenado o en el sofá con la tele de fondo no ayuda nada de nada, ni a que te guste el momento ni a tu concentración. 

Créate un horario fijo, el que más vaya con tu estilo de vida. Yo me pongo con mi Bullet Journal después de cenar, para sacar en claro qué hacer al día siguiente o la semana siguiente si es domingo, y también lo cojo por las mañanas mientras desayuno, para ver el plan de acción del día. Esta rutina hace que no deje abandonado mi BuJo, ni se me olvida apuntar ni tampoco mirar. Creo que es la parte que a mí más me gusta.



Dentro de mi Bullet Journal también hay elementos que hacen que lo mire todos los días y son los tabit tracker o registro de hábitos.

En esos registros, a parte de los hábitos que quiero conseguir en mi vida también apunto algo que ya hago todos los días o casi todos los días, por ejemplo lavarme los dientes o desayunar. De esa manera, a parte de querer apuntar tus victorias o los logros del día, tienes la extraña satisfacción que da colorear la casilla, te dan las ganas inevitables de tener que marcarla,
cada día.

Haciéndolo así, sí o sí, estás abriendo el cuaderno. Y ya que lo abres, miras a ver que habías apuntado o apuntas lo que andaba rondándote en la cabeza.



Y por último pero no menos importante, no te compares. No te compares ni estés buscando ejemplos dos horas antes de empezar a dibujar o a escribir. Es muy cansado, te da la sensación de que estás muchas horas haciendo y que no te merece la pena el tiempo que gastas.
Lo digo por experiencia.

Antes tenía más de cien imágenes de Bullet Journalers guardadas para cada vez que quería apuntar algo o empezar una colección, mirar diferentes estilos de títulos, cómo ponerlo... y quería que quedara perfecto y bonito. Todavía te puede quedar perfecto, pero seguro que queda muchísimo más bonito si sale de ti y si ese es el propósito de tu BuJo.

Si tu objetivo no es ser más creativa pero sí estar menos ocupada y ser más productiva estás perdiendo todo ese tiempo que quieres ganar, así de claro. Para mí, y seguro que para muchas también, tener bonito mi BuJo es un incentivo para mirarlo, que me guste y estar más apegada a él. Totalmente de acuerdo con decorarlo, pero como he dicho antes, que salga de ti. En cambio, si decorar tu Bullet te parece más una tarea u obligación más que un placer, deja de hacerlo. De verdad, te quitarás un peso de encima.

¿Se te ocurre algún consejo más para mantener la motivación? ¡Cuéntamelo en los comentarios! Ah y no te olvides suscribirte aquí

2.05.2017

Reduce la ansiedad con tu Bullet Journal

Estoy segura de que te ha pasado alguna vez: estar en la cama, pensando y repasando lo que vas hacer al día siguiente, la ropa que te vas a poner y la que quieres comprar, para que no se te olvide, la pila de apuntes que tienes que repasar, todas tus ideas, para que no se te escapen, lo que tenías que hacer y hoy y no has hecho porque se te ha olvidado, cuanta comida queda el frigorífico y qué es lo que voy a comer mañana... 

Todos estos pensamientos e ideas hacen que te sea difícil conciliar el sueño y te dan la sensación de que estás súper ocupada y que no te da tiempo a nada.




Intentar retener todos estos pensamientos y que no se te olvide ninguno o la mayoría es prácticamente imposible, como intentar agarrar el agua con las manos, se te acaba escurriendo entre los dedos y no puedes hacer nada para impedirlo.

Todas estas cosas hacen que estés mentalmente agotado y que no te quede sitio para almacenar más información. En la vida moderna tenemos un poder de elección increíble pero tomar estas decisiones también requieren gran parte de tu energía: ¿vuelvo a casa en tren o en coche?¿Que hago de cenar? Todas estas elecciones consumen tu día y sin ni siquiera darte cuenta, ya estás en la cama otra vez, con el run run de los quehaceres para la próxima jornada.







Yo soy una persona muy creativa y mi cabeza siempre está llena de ideas, aquí te voy a enseñar el método que yo uso para poder respirar más tranquila y no estar siempre con la tensión en la mandíbula, para que todos estos pensamientos que quieres retener no sean como un mono en tu espalda, que se hace más grande y más ruidoso según pasa el tiempo. El sistema lo he ido adaptando de Carrol Ryder, si quieres saber cómo es su método lo tienes aquí.

Lo primero que hay que hacer es sentarte delante de tu Bullet Journal, o un cuaderno en su defecto, y hacer un inventario de TODO lo que tienes en tu mente. 

Haz tres listas:

  1. Todo lo que tengo que hacer
  2. Todo lo que debería estar haciendo
  3. Todo lo que quiero hacer

Verás que con cada tarea que escribas, con cada pensamiento que pongas en papel, tu cuerpo se va relajando. No pares de escribir hasta que tu mente esté totalmente vacía. No importa si tienes que usar una hoja o cincuenta, no importa si no esta súper ordenado y perfecto y tampoco pasa nada si repites alguna frase en las diferentes listas.





Ahora que tu cerebro se ha deshecho de todo lo que tenia que recordar a fuerza de voluntad, vamos a leer las listas detenidamente y a cada tarea, pensamiento, idea o reflexión le haremos pasar por un filtro. Pregúntate por qué. ¿Por que hago esto? Las dos cuestiones clave que tienes que hacerte con cada una son estas:

  1. ¿Es vital? Vital como pagar las facturas, por ejemplo.
  2. ¿Importa? Te importa a tí, o a tu familia, ..

Todas las que sean un doble no. TÁCHALAS inmediatamente, no necesitas que el peso de todas estas tareas e ideas alimenten y hagan crecer el mono colgando de tus hombros. Son distracciones de lo que es verdaderamente importante. Te darás cuenta de que has estado cargando a cuestas con responsabilidades imaginarias que no sirven de nada más que para agobiarte. 


Estamos tan distraídos por lo que necesitamos hacer y lo que deberíamos estar haciendo que no nos paramos a reflexionar en el por qué. ¿Por qué estoy haciendo esto?

Ahora que ya tienes tu inventario mental definido, dejando a un lado las cosas que realmente tienes que hacer, seguramente lo demás sean sueños, metas y actividades que de verdad quieres hacer, que han salido de ti, de tus curiosidades e inquietudes.




Para poder centrarte en esas metas, en lo que realmente quieres hacer, tienes que tachar de tu lista todas las fugas de energía. Todas esas pequeñas incomodidades que todas juntas hacen una gran incomodidad y líbrate de ellas de una vez por todas. Que si llevo tres años diciendo que voy a visitar a mi tía la del pueblo, coge el coche este fin de semana y hazlo de una vez; remplaza esa bombilla que parpadea y ordena por fin tu cuarto. ¿Ves como el mono de tu espalda se está haciendo cada vez más pequeñito y llevadero?

Ya tienes tus incomodidades hechas o programadas, ahora, falta centrarte en tus aspiraciones, en lo que quieres hacer. Ya he hablado alguna vez de cómo ponerte metas en varios posts, pero aquí voy a hacer un rápido resumen. 

Estas grandes metas las tienes que dividir en pequeños proyectos. Por ejemplo, no sé cocinar pero quiero aprender, no voy a empezar por intentar cocinar una cena para doce, si no que voy a intentar hacer un huevo frito. Aunque la cena para doce te saliera bien, la experiencia habrá sido tan mala que tirarás la toalla enseguida. Así que tus proyectos tienen que ser de esta manera:

  1. Asegúrate de no tener que necesitar a nadie ni a nada. Por ejemplo una receta no es viable si necesitas una Kitchen Aid de 300€ para empezar.
  2. Ten una lista clara de acciones para llevarlo a cabo.
  3. Tienes que tardar menos de un mes en hacerlo.

Si calculas que tu proyecto dura más de un mes vuélvelo a dividir. No hace falta que todos tus proyectos sean cumplir el sueño de tu vida o llegar a una gran meta. Pueden ser diferentes, pequeños proyectos que te hacen feliz, porque alimentan tu curiosidad genuina. No te pongas metas que en realidad no quieras hacer, no te involucres en proyectos en los que no estás al 100% comprometida. Si no te hace feliz, déjalo.

Ahora te toca a ti. Ya tienes un plan, y un mapa ¿Qué te gustaría aprender? ¿Te ha parecido útil? Cuéntamelo en los comentarios y si te suscribes, cada mes te enviaré regalos solo para tus ojos.

1.29.2017

Los mejores cuadernos para Bullet Journal, y no, no solo hablo de Leuchtturm y Moleskine

La mayoría de las Bullet Journalers nos hemos convertido en unas locas de la papelería, todo lo que tenga que ver con bolígrafos, papel decorado, tarjetas... si son bonitos, los queremos. Cuando empecé con mi Bullet lo compraba absolutamente TODO. Os juro que tengo un millón de washi tapes y apuesto todo mi dinero a que tú también. Con el paso del tiempo me he dado cuenta de lo importante que es tener una buena materia prima. Después ya comprarás todos estos productos.



Y sin más dilación aquí te traigo las mejores libretas para tu BuJo. Lo primero que te voy a enseñar es que hay un mundo más allá de los cuadernos Leuchtturm. Todas las Bullet Journalers americanas más influyentes los usan, y tampoco hay que olvidar que el cuaderno oficial de Bullet Journal también es de esta marca, pero, en mi opinión, y aquí todas las que alguna vez hayáis usado una Leuchtturm me vais a dar la razón, tienen un gran inconveniente: las hojas traspasan la tinta. Y mucho. Seguro que te estarás preguntado sobre si la alternativa a estos cuadernos son pasarse a los Moleskine.

Las diferencias entre estas dos principales marcas son pocas, lo voy a simplificar en dos principales diferencias: la primera, el tamaño, los cuaderno de de Leuchtturm son un A5, medio folio, mientras que los Moleskine son un poco más estrechos. La segunda diferencia es que los Moleskine son de tapa blanda y Leuchtturm de tapa dura, estos últimos tienen incluido un índice y las páginas están numeradas, cosa que los Moleskine no.

La gran incógnita sobre el gramaje de las hojas (ya que es bastante difícil encontrar esta información) os la resuelvo ahora en un segundo: los cuadernos Leuchtturm tienen un gramaje de 80g y la superficie de las páginas es porosa, es decir, absorbe la tinta. Las hojas de Moleskine son de un gramaje un poco inferior, 70g, pero la superficie es satinada, un poco más “impermeables” vayamos a llamarlo así. En resumidas cuentas, son similares.








Dejando a un lado las opciones más populares, también existen otras marcas de cuadernos que pueden ser perfectas, como Rhodia o Fabriano. No sólo porque ofrecen sus cuadernos con pautado de puntos sino por la relación calidad-precio. Tienen un gramaje parecido a sus “primos” más famosos pero el precio es bastante inferior. En comparación la única diferencia importante es la estética, tienen una paleta de colores mucho más reducida entre la que elegir.

Hay un secreto que tengo que confesarte y es que estoy enamorada de toda la papelería que crea Charuca. Sus cuadernos son de una calidad increíble y tienen un gramaje de 90g, las hojas apenas traspasan y en respuesta a tu pregunta, sí, tiene pautado de puntos. Los diseños que ofrece son preciosos, tiene un montón de ellos, además tiene una variedad de pegatinas y washi tape en los que perderse.



Otra clase de libretas bonitas pero con pautados diversos pueden ser estas de aquí, se las que oficialmente me declaro fan, no solo de sus libretas sino de todos sus productos.



¿Sabías que hay más mundo a parte del cuaderno? Hay dos grandes alternativas al cuaderno y es que este sistema de organización se puede adaptar a cualquier estilo de vida. Son muchas personas las que se decantan por usar una agenda de anillas estilo Filofax o el método Midori para su Bullet Journal.

Las Filofax son fantásticas, y puedes elegir el tamaño que mejor se adapte a ti. Otras dos marcas de este tipo de agendas son las Kiki K, una gran marca australiana de la que me declaro culpable de haber visto todos sus vídeos de youtube. También tiene varias colecciones de cuadernos que te aseguro te vas a enamorar. Otra marca también puede ser Dokibook, es una marca china más económica que Kiki K pero con calidad más que suficiente.


La tienda en la que te puedes volver loca de verdad por el sistema Midori y los travellers notebook es Tabiyo Shop, el comercio está situado en Malasia pero lo puedes traer a casa por poco más de 3€ el envio ¿increíble verdad? Yo también estaba súper emocionada cuando hice la conversión a euros.
Wasel Wasel tiene un negocio precioso en Etsy en el que vende sus Travellers Notebooks hechos a mano, son una monada y si prefieres comprar pequeño, ya sabes dónde.

¿Qué tipo de cuaderno es tu preferido? ¡No te cortes y cuéntamelo en los comentarios! 



1.22.2017

50 frases para tu Bullet Journal

¿Alguna vez os habéis quedado con las ganas de escribir una frase motivadora en vuestro Bullet Journal y no se os ocurre nada? Porque a mí me ha pasado. Y al final siempre escribo la misma frase. Tener siempre a mano este post para esos momentos porque aquí van, para poder imprimir o copiar.


He decidido escribir las frases en castellano, que creo que son más difíciles de encontrar, también he puesto ejemplos de Bullet Journalers americanas sobre diferentes modos de ponerlas y fotos de frases de pinterest para imprimir y pegar en vuestros Bullet Journals. Imprimir estas fotos también pueden servir para cuando no te gusta como ha salido una página, simplemente pegas la foto encima y ¡Tacháaaan! ya no tienes que arrancar la hoja. ¡Que las disfrutéis! 


1. La tierra tiene música para aquellos que escuchan. Shakespeare

2. Pon tus ojos en el cielo y tus pies en la tierra. Teddy Roosevelt

3. Las chicas felices son las más guapas. Audrey Hepburn

4. Si fuera fácil, todo el mundo lo haría.

5. Haz más de lo que te hace feliz.

6. Ser feliz nunca pasa de moda.

7. No he estado en todos lados, pero está en mi lista. Susan Sentag

8. Estoy enamorada de sitios a los que no he ido y de personas que no he conocido.

9. Los trabajos llenan los bolsillos, las aventuras llenan el alma.

10. Viajamos, no para escapar de la vida sino para que la vida no se nos escape.


@bohoberry

11. 
Una vez al año, ve a un sitio en el que no hayas estado nunca. Dalai Lama

12. La vida son los momentos que no podemos poner en palabras.

13. Si no es ahora... ¿Cuándo?

14. Asegúrate de que tu peor enemigo no viva entre tus dos orejas.

15. Las chicas nunca deberían tener miedo de ser listas. Emma Watson

16. Que todo fluya y nada influya.

17. Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo. Albert Einstein

18. Aprende las reglas como un profesional para poder romperlas como un artista. Pablo Picasso

19. Quien tiene magia, no necesita trucos.

20. Si vas a tirar la toalla, que sea en la playa.





 21. Hazlo y si te da miedo, hazlo con miedo.

22. Te pueden robar las ideas pero nunca el talento.

23. El problema no es el problema, es tu actitud frente al problema. Jack Sparrow

24. No tengo sueños, tengo planes.

25. Las metas son sueños con fecha de entrega.

26. Siempre parece imposible hasta que se hace. Nelson Mandela

27. La vida es dura, pero tú lo eres más.

28. A veces tienes que ser tu propio súper héroe.

29. Yo nunca pierdo, o gano, o aprendo.

30. Haz lo que está bien, no lo que es fácil.


@tinyrayofsunshine


31. Tropieza siete veces, levántate ocho.

32. Cualquiera que trate de echarte abajo, ya está por debajo.

33. La belleza comienza el día en el que decides ser tu mismo. Coco Channel

34. Las cosas buenas llevan su tiempo. 

35. El secreto de tu futuro se esconde en tus hábitos.

36. Los ganadores entrenan, los perdedores se quejan.

37. Somos lo que hacemos repetidamente. Aristóteles

38. No pares cuando estés cansado, para cuando termines.

39. Ganadores no son aquellos que nunca fallan, si no los que nunca se rinden.

40. 1 año = 365 oportunidades






41. No será fácil pero merecerá la pena.

42. Trabaja en silencio, deja que tu éxito sea tu ruido.

43. Las cosas no se hacen, se dicen, porque al hacerlas, se dicen solas. Woody Allen

44. Cree que puedes y estarás a medio camino. Teddy Roosevelt

45. Haz algo que pienses que no puedes hacer. Falla. Intentálo otra vez. Hazlo mejor la segunda vez. Oprah Winfrey

46. No creo que ambición sea una palabra negativa. Reese Witherspoon.

47. El mundo te ve como te ves a ti misma y te trata como te tratas a ti misma. Beyoncé

48. Todo lo que hago ahora es para mi futuro.

49. Elige ser optimista, te sentirás mejor.

50. Eres increíble, recuérdalo.


no he encontrado la dueña.

¡Y listo! Parecía difícil pero lo he conseguido. Y tú ¿usas frases en tu BuJo? ¡Dime cómo! y si te gustó y nunca más quieres perderte ningún post ¡Suscríbete! Solo tienes que poner tu correo en la cajita de contenido exclusivo. Te enviaré regalitos una vez al mes. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...